Actualidad, Dulces, Recetas — 7 abril 2017 14:09 Posted by

Hanami dango. Receta

Japón acaba de inaugurar su temporada de hanami, una auténtica fiesta nacional que, en cierto modo, oficializa la llegada de la primavera celebrando la eclosión masiva de la floración del cerezo, que tapiza sus paisajes a lo largo y ancho del país.

Son comunes los mapas de Japón pronosticando las fechas de floración del cerezo en sus distintas zonas, casi a modo de mapa del tiempo y, tradicionalmente, las familias aprovechan para reunirse en los parques bajo las copas de los árboles en flor, que recuerdan a ligeras nubes de algodón, para hacer sus picnics con menú típico de hanami. Con cada hanami revive nuevamente la fiebre rosa del “sakura con todo”, que llega a impregnar todas las facetas de la cultura nipona.

Pronóstico 2017 de la floración del sakura (Ilustración. © Japan Lover Me)

Esta particular pink obsession trasciende, cómo no, también a la gastronomía, donde el sakura se sitúa como protagonista y, muy especialmente, en el terreno de los dulces japoneses o wagashi, aunque también en otros tipos de comida de corte más salado e, incluso, en bebidas como la infusión de flores de cerezo encurtidas con sal, el sake o las esperadas creaciones del Starbucks japonés, por citar una de las marcas más globales que aprovecha la estación para incrementar sus ventas ofreciendo fantasiosas creaciones de un rosado sabor cereza. Esto mismo también lo hace KitKat relanzando sus chocolatinas de matcha y sakura o bien de cereza a secas.

En el post que nos ocupa os queremos ofrecer una pequeña pista sobre cómo llevaros el hanami a casa y si no tenéis ocasión de viajar a tierras niponas, al menos que lo podáis celebrar elaborando un típico dulce japonés como es el hanami dango (花見団子) o visitando parajes naturales donde se cultiva el cerezo en distintas áreas de la geografía española entre las que destacan el Valle del Jerte (Extremadura) o las tierras del Baix Ebre (Tarragona) por citar algunas. El dango es un dumpling japonés elaborado con mochi-ko (harina de arroz glutinoso) y con textura un tanto pegajosa. Aunque éste se consume todo el año, hay diversas variedades que se comen tradicionalmente en temporadas concretas. Lo habitual es servir 3 ó 4 bolitas de dango ensartadas en una brocheta. Según los condimentos que lleven, los dango reciben distintos nombres (mitarashi dango, tsukimi dango, hanami dango, etc). El hanami dango se distingue por estar compuesto de tres colores, verde, blanco y rosado, y es típico de la primavera, puesto que, como decimos, se elabora tradicionalmente durante la temporada de contemplación de las flores de los cerezos. De ahí el nombre de hanami.

Foto: © Just One Cookbook

Tras esta breve introducción, aquí os dejamos con la receta del hanami dango para dar vuestra particular bienvenida a la primavera en clave nipona:

Ingredientes

  • 120 g Joshinko (harina de arroz no glutinoso)
  • 120 g Shiratamako (harina de arroz glutinoso)
  • 120 g Azúcar
  • 210 ml Agua
  • 1 cucharadita de colorante rojo
  • 1 cucharadita de polvo de té verde matcha o colorante verde

Preparación

  1. En un cuenco, mezclar las harinas y el azúcar.
  2. Añadir, poco a poco, el agua a la mezcla anterior, amasando con las manos hasta obtener una textura como de lóbulo de oreja. Así es como se describe tradicionalmente la textura a obtener.
  3. Divide la masa en tres partes iguales.
  4. Añade el polvo de matcha a una de las partes y amasa bien hasta que quede un color verdoso uniforme. Para evitar grumos, se puede disolver el matcha previamente con un poco de agua.
  5. Añade unas gotas de colorante rojo a la segunda parte de masa blanca y amásala hasta obtener un tono rosado uniforme.
  6. Con cada parte de la masa (verde, rosa, blanca) forma bolitas más pequeñas con las manos, todas de igual tamaño.
  7. Hierve agua en una cazuela y añade las bolas de dango progresivamente, manteniendo la ebullición. Cuando estas suban a la superficie sacarlas y ponerlas en remojo en un cuenco de agua fría (o agua con hielo).
  8. En una brocheta de bambú, coloca una bola de dango de cada color. Repite la operación hasta terminar todas las bolitas y servir.

Notas:

  • El agua y la harina de joshinko también pueden ser sustituidas por tofu a partes iguales con la harina de shiratamako.
  • Si se desea se puede hacer una versión menos dulce con la mitad de azúcar de lo indicado.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar



Si quieres recibir un aviso cada vez que haya alguna novedad en comerJapones, suscríbete con tu e-mail:
  • Share this post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
filesmonster