Comida japonesa, Tiendas — 13 abril 2010 8:00 Posted by

De paseo por el mercado de Tsukiji (Tokyo)

Si vais a Tokyo, no olvidéis hacer una visita al mercado de Tsukiji. Sin duda, es la meca de cualquier adicto a Comer Japonés que se tercie. Os recomiendo que aprovechéis el jet lag del primer día para llegar a Tsukiji antes de las 8:00 de la mañana. Así podréis ver la subasta de pescado y después hacer un alto en el camino en uno de los puestecitos de sushi que hay junto al mercado para desayunar un sushi fresquísimo.

A las puertas del mercado podéis comprar bonito seco rallado (katsuobushi かつお節) a granel. Observaréis que básicamente hay dos tipos de katsuobushi: uno rallado muy fino, para utilizar a modo de guarnición y otro más basto, con trozos más grandes, que se utiliza sólo a modo de infusión para elaborar el caldo (dashi 出汁) y luego se deshecha. Si tenéis suerte, incluso podréis encontrar bloques enteros de bonito seco, para que lo ralléis vosotros mismos con un rallador especial. Para que os hagáis una idea, tiene aspecto de bloque de madera carbonizado y tiene un inconfundible perfume a bonito. Es casi tan duro como una piedra y, de hecho, se dice que es el comestible más duro que existe.

Id con cuidado mientras paseéis por allí, porque os toparéis con pescateros zarandeando unos cuchillacos enormes cortando los atunes. Los cuchillos son tan largos como una katana para poder hacer cortes limpios de un solo sablazo.

Si prestáis atención encontraréis preciosidades como estas huevas de salmón (ikura いくら) procedentes de Rusia o de Alaska. Si giráis la cabeza 90º sobre vuestro hombro derecho (-: veréis que cuestan 5.500¥/Kg キロ五五〇〇円 que al cambio vienen a ser unos 44€/Kg. Estuve charlando con el pescatero y me invitó a provar varios tipos de ikura. Su textura acaramelada y sabor entre dulzón y salado se me quedaron grabados en el hipotálamo. Después de probarlas comprendí por qué costaban más que las otras huevas que tenían.

Otra de las curiosidades que veréis por ahí es el archiconocido pez globo, (fugu ふぐ). Estos tenían pinta de ser bastante frescos, porque no paraban de nadar en la pecera. :-) Su toxina resulta mortal y por eso sólo se permite la venta y manipulación de fugu bajo una licencia especial.

Me mosqueé un poco cuando vi este lomo de atún en Tokyo, porque en la etiqueta pone que esta pieza proviene de España (Supein スペイン). El consumo de pescado en España es irrisorio, comparado con la brutal demanda que hay en Japón.

Cuando estuve en Tsukiji no me topé con Rinko Kikuchi ni con Sergi López, pero no pude resistir la tentación de hacerme la típica foto curioseando por ahí.

A la salida del mercado encontraréis los mini restaurantes de los que os hablaba antes. Si os cuesta decidiros o no podéis leer los rótulos, hay un método muy sencillo para no equivocaros: meteros a hacer cola donde veáis que hay más gente esperando. En la foto de abajo podéis ver que en el restaurante de la izquierda (Daiwa sushi 大和寿司) había una cola de casi 2 horas, pero otros establecimientos estaban casi vacíos.

Y ahora viene la guinda final del post, porque nuestro amigo Marc Bernabé, ni más ni menos que el traductor oficial de series como Shin-chan o Doraemon, ha accedido a hacer de reportero de comerJapones.com en Tokyo aprovechando que estará varios meses trabajando en tierras niponas. No os perdáis el vídeo que ha realizado para nosotros, ni el artículo sobre Tsukiji que hoy mismo publica de forma sincronizada en su blog MangaLand.

Crónica de una visita al mercado del pescado de Tokio, el Tsukiji, una colaboración de MangaLand para comerJapones.com.



Si quieres recibir un aviso cada vez que haya alguna novedad en comerJapones, suscríbete con tu e-mail:
  • Share this post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
filesmonster