Actualidad — 6 diciembre 2012 10:18 Posted by

La última cena en Matsu

Una vez le escuché decir a alguien que las crisis son, en realidad, oportunidades que hay que saber aprovechar para reinventarse o aventurarse a hacer todo aquello que no nos hubiéramos atrevido a hacer en tiempos de bonanza. Visto así, creo que es mejor tomarse las adversidades como nuevas oportunidades y aprender a ver las cosas desde el lado positivo. Pero aún así no puedo dejar de apenarme desde que me confirmaron la fatídica noticia: el restaurante Matsu de Sant Cugat cerrará sus puertas el próxmo 22 de diciembre de 2012… y es muy probable que no vuelva a abrirlas. Al menos en Sant Cugat.

Conozco muy bien al Sr. Matsuyama y estoy seguro de que, más pronto de lo que pensamos, volverá a sorprendernos gratamente con buenas noticias. No es de los que tiran la toalla facilmente, ya que, desde que abrió sus puertas a principios del 2007, siempre ha tenido muy claro hacia qué dirección debía ir y cuál era el concepto que quería transmitir a sus clientes: auténtica cocina japonesa con productos mediterráneos. Siempre ha apostado por maestros de cocina de altísimo nivel y experiencia, como Shigeru Sekido, Mutsuo Kowaki o Keisuke Ohtani, a quienes trajo expresamente desde Japón y que han sabido trasladar la esencia de los sabores de su país incorporando productos de aquí. Desde el principio también ha tenido muy claro que quería ubicar su restaurante en el interior de un edificio de oficinas (algo muy común en Japón) en vez de buscar un emplazamiento más vistoso y llamativo a pie de calle. Seguramente, si el restaurante hubiera estado ubicado en Barcelona o en una zona más céntrica de Sant Cugat, no estaríamos hablando de “la última cena”. Pero las circunstancias le han llevado a tomar esta difícil decisión. Como os decía, tengo el convencimiento de que el legado de todos estos años de Matsu no caerá en el olvido y espero que muy pronto lo veamos renacer como el Ave Fénix.

Si todavía no habéis comido en el Matsu, porque está en la lista de tareas pendientes que siempre dejáis para más adelante, o si, como yo, pensáis que es uno de vuestros cinco restaurantes preferidos y no queréis dejar pasar la ocasión de “despediros de él” con una última cena… yo de vosotros no lo dejaría para después del día 22 de diciembre, porque será demasiado tarde.

Ayer mi amigo Yago me envió esta foto panorámica de la que fue su última cena de despedida. Se dio un buen homenaje aprovechando la promoción 2×1 que hacen hasta el cierre definitivo. Actualización: según me han informado, estas últimas semanas han dejado de hacer la oferta del 2×1. Os aconsejo que no la dejéis escapar.

Y aquí podéis ver una muestra de algunos platos que comí yo hace unas semanas, en la que fue mi última cena. Bueno, en realidad será la penúltima, porque pienso repetir. O la antepenúltima ;-) Siguiendo el orden de las agujas del reloj, podéis ver un delicioso nigiri de ventresca de atún macerado con alga kombu (kombu-zuke 昆布漬け) para que quede menos grasiento y multiplique su intensidad de sabor, nigiri erizo, que justo ahora está de temporada, nigiri de espardenya (namako ナマコ), nigiri de sardina y nigiri de pato. Delicioso y buenísimo. Más abajo, el estofado de cerdo (kakuni 角煮) tan tierno que puede paladearse sin necesidad de masticarlo.

¿Cuándo fue vuestra última cena en Matsu? ¿Y qué recuerdos os quedan? Espero que os animéis a compartirlos dejando vuestros comentarios.



Si quieres recibir un aviso cada vez que haya alguna novedad en comerJapones, suscríbete con tu e-mail:
Tags:
  • Share this post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
filesmonster